Tiempo de abrazos

Es tiempo de felicitaciones, de buenos deseos, de copas alzadas, de risas, de mucha comida, de ilusión… pero, sobre todo, de abrazos, de cariño, de tacto.
Es tiempo de rasgar nuestro envoltorio y regalarnos, de fundir nuestros corazones con los corazones amados, de mostrar sin tapujos nuestras ganas de vivir y celebrar.
Es tiempo de dejarse tocar, de acumular caricias, de comprar futuro.
Es tiempo… Aprovéchalo y sé feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *