¿La psoriasis de Antonio? Nunca impidió que creciéramos como familia

Lola Montenegro y Antonio Manfredi

Lola Montenegro es la esposa de Antonio Manfredi, paciente de artritis psoriásica. Se casaron en 1985 y tienen dos hijos. Viven en la provincia de Sevilla. Este es su testimonio: 

La psoriasis entró en mi vida cuando me enamoré de Antonio. Era únicamente una característica más del chico que me gustaba… no me preocupó en absoluto, es más, creo que me pareció original que fuera así…
Fue más tarde, cuando apareció la artritis, cuando empecé a preocuparme… Se inflamaba una rodilla y había que sacar líquido, el cuello cada vez estaba más rígido e impedía el movimiento de la cabeza, los tobillos… Pero con los tratamientos que le recetaban, todo estaba controlado. En definitiva, la psoriasis formaba parte de nuestra familia y cuando reclamaba su sitio había que hacérselo. Pero nunca impidió que creciéramos como personas, ni como pareja, ni, por supuesto, formar una familia.
Cuando entramos en contacto con Acción Psoriasis, esa familia se amplió y conocimos a muchas personas con el mismo problema. Esto me ayudó a mí personalmente a conocer más profundamente lo que para otros, incluso para Antonio, representaba la psoriasis. También pude constatar el bien que le hacía a él y a quienes tienen psoriasis: poder relacionarse con personas a las que no tienen que explicarle cómo se sienten. Y cómo unos de otros van sacando información sobre hábitos alimenticios, tratamientos, ejercicios… y, lo que considero más importante, fuerza y respaldo para enfrentarse con algunos inconvenientes como el de no atreverse a mostrar la piel, o el sentirse menospreciados o menospreciadas en algunos lugares y situaciones. Por no hablar del cariño y la complicidad que hemos establecido con gente de puntos tan dispares como Andalucía, Asturias, Canarias, Cataluña, Madrid.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *