La condición de mujer & psoriasis

Por Nuria Gato, voluntaria de Acción Psoriasis

¡Buenos días! Para todos aquellos que no me conocéis, soy Nuria, voluntaria de Acción Psoriasis desde hace unos meses y última entrevistada de su revista.
Hoy, 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, me gustaría hablar de un tema que me resulta bastante interesante y debatible: la condición de mujer&psoriasis. Opino que el componente estético nos afecta más a nosotras debido a que, por lo general, somos muy coquetas y nos encanta tanto gustarnos a nosotras mismas, como gustar a los demás. Me explico: a nosotras nos gusta arreglarnos, abrimos el armario y nos peleamos con unas cuantas prendas de ropa hasta ver cuál nos sienta mejor, la combinamos con unos cuantos accesorios y posteriormente nos peinamos, y maquillamos. Para mí, el maquillaje puede ser de dos tipos: uno a modo de “arte”, algo puramente estético que suele llamar la atención y que no “esconde” nada; y otro más sutil, ligado a tapar imperfecciones y resaltar las facciones que nos agradan.
Y ahora me voy a mojar. Yo soy mujer, me encanta arreglarme, pero nunca he maquillado mi psoriasis. Desde mi humilde experiencia como psoriásica puedo decir que ocultar la psoriasis no es nada bueno para nosotras psicológicamente. En el momento en que la ocultamos, posiblemente nos sintamos más seguras, pero realmente el objetivo es sentirnos igual o más seguras, con ella a la vista. Yo he tapado mi psoriasis con ropa, y me arrepiento, porque en el momento en que bajaba aquella manga, lo que estaba haciendo es rechazarme a mí misma, rechazar a mi psoriasis y no mostrarme como soy. A día de hoy, me ha costado, y sigo en ello, pero he logrado mirarme al espejo y ver mi psoriasis como algo más de mí, que cambia mucho, pero que no me impide verme igual de bonita. Y esa es la razón por la que promuevo el no ocultar la psoriasis. Es duro, lo sé, pero merecerá la pena, solo debemos cuidarla y con ello cuidarnos a nosotras mismas.
Con todo esto no quiero decir que el componente estético no afecte también a los hombres, para nada, también les afecta la psoriasis de esta forma, pero quizás algo menos ya que por lo general, dan menos importancia al ir arreglados y ellos no se maquillan.
Podría tirarme horas y horas hablando sobre este tema, pero como no debo extenderme mucho quiero hacer una conclusión final: nos somos raros ni feos, somos especiales, y lo verdaderamente bonito e importante, está dentro de cada uno de nosotros.
Mención especial a todas las mujeres que luchamos cada día con esta enfermedad para lograr aceptarnos como somos y a las que va dedicada esta entrada.

Un besazo enorme y ¡FELIZ DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER! A ser felices.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *